Cuidados de las Plantas

Hortensias

Cuidados de Hortensias:

La  Hortensia (Hydrangea) es un arbusto caduco de exterior,  reconocidas por su belleza y por su muy poca mantención, alcanzan entre uno a dos metros de altura (sin poda).  Su floración se da desde el inicio de la primavera hasta principios de otoño en algunos casos. Las flores se agrupan en racimos, aunque la flor es pequeña. El conjunto es muy ornamental por los “pompones” que esta especie forma.

Fertilización y suelo:

Debemos asegurar un terreno ácido y rico en materia orgánica para las Hortensias. Es por ello que se aconseja aplicar mensualmente al riego Sulfato de Fierro e incorporar a la tierra anualmente el mejorador de suelo, Humus Lombrisol, para aportar la materia orgánica suficiente y que necesita para mantenerse en buenas condiciones.

Es una especie que NO es de pleno sol, se aconseja exponerlas solo al sol de la mañana  y regar a diario.

En primavera aplique  Fertilizante Específico para Azaleas y Camelias, alimento necesario para ayudar en el proceso de desarrollo de la floración. Repetir cada dos meses desde el mes de septiembre a marzo.

Poda:

En el caso de las Hortensias, con una pequeña poda anual mejorará significativamente la floración de esta especie. Tras la floración, recomendamos quitar las flores marchitas.

Durante el invierno, deje las flores marchitar de la hortensia en la planta para que protejan los brotes nuevos que hay debajo. A mediados de primavera, use unas tijeras de podar para cortar los dos brotes superiores, que son los más duros. Si está muy tupida, elimine la cuarta parte de las ramas viejas en primavera.

Plagas o enfermedades comunes:

La plaga más común en las Hortensias es el Oídio, hongo blanco grisáceo que se desarrolla en hojas, tallos y flores en meses cálidos. Para prevenirlo se aconseja aplicar el fungicida Oídio desde el mes de septiembre, repitiendo solo si es necesario al mes o después de una lluvia.

Recomendaciones Generales: