Cuidados de las Plantas

Cuidado de las Plantas Acidas

¿Qué es una planta ácida?

Se denominan plantas ácidas o acidófilas, a aquellas especies que requieren de terrenos ácidos para su buen desarrollo, es decir aquellas plantas que necesitan un pH en el suelo de entre 4 y 6. En general, en zonas con lluvias frecuentes, abundan los suelos ácidos debido a que el agua de lluvia se lleva los compuestos de calcio, formando carbonatos solubles y generando acidez.  Los suelos ácidos son muy habituales en el sur de Chile, de modo que las plantas acidófilas se desarrollan muy bien en esta parte de nuestro país.
Muchas de las plantas ácidas se cultivan muy bien en maceteros y crecen de forma impecable, sólo hay que mantener cierto cuidado con el agua de riego de la llave, ya que esta suele ser demasiado alcalina y con el tiempo esto genera un aumento del pH en el sustrato o tierra, afectándolas y haciendo que éstas se comporten de mala manera.
La acidez se mide por medio del pH (abreviatura de potencial de hidrógeno). Esta medida comprende entre 1 (acidez extrema), y 14 (alcalinidad total), un valor de 7 es considerado como neutro, (ni ácido ni alcalino). Por lo general en la zona central el suelo es neutro, y en el norte alcalino.

Plantas acidas más comunes:
Camelias, daphne, azaleas, rododendros, copihues, hortensias, coníferas y helechos.

Mantención de plantas acidófilas.

Para mantener un pH óptimo y requerido para estas especies acidófilas, se recomienda aplicar mensualmente la enmienda Sulfato de fierro, que ayudará a mantener un pH ácido en el suelo. Adicionalmente, este producto también acentúa el color verde del césped y el color verde de las hojas de árboles y arbustos, por eso se recomienda una aplicación anual en el pasto, cítricos, y una aplicación mensual a hortensias y helechos.
La deficiencia de fierro, para aquellas plantas ácidas, produce lo que llamamos “clorosis”, que es el amarillamiento de las hojas nuevas y en algunos casos, también en hojas adultas, dejando solamente las nervaduras verdes.

Hay que considerar también, alimentar y reforzar estas especies con fertilizantes completos, ya que no solamente necesitan un pH ácido en el suelo, sino que también, fertilizantes completos que contengan N-P-K , como es el Fertilizante Especifico para Azaleas, Rododendros y Camelias de Anasac, realizando 2 aplicaciones mínimas por año, para estimular su desarrollo normal.