Siembra de Huerto

Salvia (Salvia officinalis)

Su nombre proviene del latín salvare y significa curar. Puede alcanzar hasta 80 cm. de altura y crece a pleno sol. Flores de color blanco-violáceas, algo azuladas y se agrupan en espigas terminales. Por lo general, se arraigan con facilidad y el  trasplante se hace entre mayo y junio.

Sus hojas se utilizan como condimento, en el área de la cosmética y, medicinalmente,  se utiliza en la afecciones estomacales, renales y nerviosas; alteraciones del ciclo menstrual, en la menopausia y contracciones uterinas; sudoración excesiva (hiperhidrosis). Se recomienda evitar el uso de salvia y sus preparados durante el embarazo y la lactancia.