Parásitos Internos en Perros

Nuestras mascotas permanentemente están afectadas por parásitos internos, siendo los más conocidos los toxocaracanis, en donde las larvas están enquistadas en las vísceras de perras gestantes y entran a los fetos atravesando la barrera placentaria hasta contagiarlos. Por lo tanto, es importante que la desparasitación en cachorros se efectué a partir de los 15 días de edad, repitiendo la operación quincenalmente hasta completar los tres meses de vida. Este tratamiento debe incluir también a la madre.

 

La desnutrición que presentan los cachorros parasitados, se caracteriza por su poco desarrollo, ser panzones, aliento semejante a la carbonada y su pelaje quebradizo y con caspa. En el ser humano, el contacto directo con estos cachorros (al darle besos) se puede contagiar y producir el fenómeno llamado larva migrans visceral, donde la larva pasa al hígado y migra, incluso hasta la retina produciendo ceguera. Otros parásitos son Ancylostoma, Uncinaria, donde no hay traspaso a nivel placentario. En humanos estos parásitos actúan produciéndole síndrome larva migrans cutáneo, donde las lesiones son líneas rojas ondulantes y con mucha picazón.

 

Dentro de las tenias, la más conocida es la Dipilidiumcaninum, donde el huésped intermedio es la pulga y en el hombre produce cysticercoide. Otra tenia es la E.granulosus donde el huésped intermedio son los herbívoros y en humano produce el quiste hidatídico.

 

La desparasitación se realiza en base a prazicuantel. Existen antiparasitarios de amplio espectro donde se da una tableta por cada 10 Kg de peso y se debe repetir cada 3 ó 4 meses.

Otros Artículos Técnicos