Vides

La vid (Vitis vinifera) es originaria de las regiones meridionales del Mar Caspio, de gran importancia a nivel mundial y nacional, siendo uva de mesa el frutal de mayor importancia en Chile tanto en superficie como en exportación. En cuanto a su biología,  la vid es una liana de hojas caducas compuesta por tronco, brazos,  pitones y sarmientos siendo estos últimos los que llevan la fructificación.
 
vides 1

PODAS EN VIDES:

Épocas de poda: La poda debe realizar durante el receso vegetativo del árbol (cuando haya botado sus hojas) en otoño o finales de invierno, o sea desde mediados de mayo a finales de Agosto en la zona central, evitando días helados y lluvia.

TIPOS Y ÉPOCAS DE PODAS:
 
Poda de formación: Primero, debemos formar un sarmiento fuerte y firme, y para esto una  vez adquirido su árbol, corte a una yema (dejar solo una yema por encima del suelo), y si tienen otras ramas, córtelas, dejando la más fuerte y corte a una yema. De esta brotara un sarmiento de unos 60 cm, el cual al segundo año deberá volver a cortar ahora a  tres yemas, asegurando que la última yema quede en sentido opuesto a la yema que dejó el primer año. De la yema superior brotará el sarmiento el cual debe ser tutorado para que se consiga la forma vertical, los brotes laterales que vayan apareciendo rebájelos a 2 hojas. Con esto ya se puede pasar a la poda de formación, aunque lo recomendable es podar una  o dos veces más a  tres yemas, y cortar los brotes laterales (tirasavias) para lograr mayor vigor y fuerza del sarmiento. Existen distintas podas de formación, explicaremos una utilizada en jardín especialmente para fachadas, decorar pérgolas, etc. llamada cordón horizontal de un brazo.

  • Primer año: Una vez obtenido el sarmiento proceda a arquearlo a la altura deseada o según el soporte que cubrirá, tutorando. Elimine las yemas inferiores del tronco y corte a 5 yemas el brazo (extensión del tronco que va en sentido  horizontal) por encima de una yema interior (que vaya hacia abajo) durante su crecimiento, tutore la prolongación que brotara de esa yema interior, y elimine todo brote lateral que se desarrolle en la parte interior de la parra (hacia abajo). Los brotes laterales que crezcan hacia arriba se mantendrán entre 20 a 30 cm de distancia unos a otros y son los que portaran la fructificación. Los años siguientes siga  tutorando la rama principal cortando cada 5 yemas nuevamente, dejando la yema interior y que esta brote a la temporada siguiente. Prosiga con la poda de fructificación para los pitones obtenidos.

Poda de fructificación: Ya formados los pitones se procede con la poda de fructificación que tiene una frecuencia de 4 a 5 años en el caso de esta forma de poda.  En el caso de la vid las yema son iguales entre sí por lo que es incierto si es fértil (reproductiva) o infértil (vegetativa), aun así, las  yemas que están en los extremos inferiores o superiores de la rama serán probablemente  infértiles, por lo cual los  frutos se desarrollarán en la parte media de la vara. Corte la vara dependiendo de la variedad, por ejemplo en uva blanca la poda de los sarmientos se realiza a dos yemas, y en el caso de las uvas negras a 4 yemas, de esta forma obtendrá un sarmiento de reemplazo y uno de fructificación. En los años siguientes elimine el sarmiento que dio frutos y corte el sarmiento de reemplazo a 2, 3 o 4 yemas dependiendo de la variedad como mencionamos anteriormente.

En verano  se pueden realizar operaciones complementarias para mejorar la fructificación, como son los pinzamientos o corte de los extremos de los sarmientos, pince a dos yemas por encima de la uvas, pince los sarmientos de reemplazos, elimine brotes innecesarios y zarcillos. Si ambos sarmientos dan fruta, píncelos a dos yemas por encima de las uvas. Si el pitón da dos sarmientos de reemplazo o estériles, elimine el superior, y el otro pincelo a 50 cm de longitud de la base.

 

Poda de restauración: Para rejuvenecer una vid que ya se ha vuelto improductiva o que tiene los pitones muy alejados de las ramas principales, una opción es que naturalmente broten pitones nuevos y estos sean  cortados a 2, 3 o 4 yemas dependiendo de la variedad, eliminando el pitón viejo cercano. La otra opción es podar intensamente por la base de los pitones viejos y esperar que brote uno nuevo mediante yemas que se encuentran latentes y seguir como se mencionó anteriormente.

 

FERTILIZACIÓN:

Se sugiere realizar 4 aplicaciones por temporada con Ferti Frutas, especialmente durante trasplantes,  podas,  floración y fructificación. El fertilizante Germinal también es una buena opción por su aporte en fósforo y potasio importantes en la fructificación de vid.

 

TRASPLANTES:

La época adecuada para realizar un trasplante de vides es en  otoño durante el receso vegetativo del árbol. Para estimular el crecimiento de raíces después de esta labor se recomienda usar Trasplante Eco opción , líquido el cual se diluye en la dosis recomendada y se puede aplicar al follaje mediante un rociador o directo al suelo en forma de riego. Luego del trasplante realizar una fertilización.

Plagas más Comunes

Descargar Ficha