Paltos

El Palto (Persea americana) es un árbol de hoja siempre verde y vigoroso, nativo de América Central,  que puede alcanzar unos 30 m de altura. Es una especie de raíz bastante superficial, por lo que requiere de riego frecuente evitando los encharcamientos, lo ideal para este frutal son suelos con buena aireación por lo que se debe mejorar en caso de ser arcilloso y pesado. Una frecuencia optima de riego puede ser cada dos o tres semanas y en época estival realizarlo más frecuentemente, es común que por falta de agua las hojas se vean con márgenes cafés y con exceso de agua las hojas se vean amarillentas.

El palto es sensible a las heladas sobre todo en floración, tolerando máximo -1°C dependiendo de las variedades. Las variedades más comunes en Chile son Hass, Edranol, Negra de la Cruz, Fuerte, Bacon, Gwen, Zutano, Reed entre otras.

Un palto de semilla podría demorar varios años, unos 10 o más, en producir paltas, en cambio si es injertado podría producir en 3 o 4 años dependiendo de la poda de formación,  si es que se realiza.

 

PODA EN PALTOS:

 

Epoca de poda:

La poda debe realizarse cuando el crecimiento del palto se encuentre inactivo, esto puede ser durante otoño o lo más probable es que pueda atrasarse por la presencia de fruta en el árbol, por lo tanto, lo más recomendando será después de la cosecha.

 

TIPOS DE PODAS EN PALTOS:

 

Poda de formación:

  • Primer año: Se aconseja realizar una poda al momento de plantarlo para definir la altura que tendrá el tronco de nuestro palto. Para esto se sugiere cortar el tallo principal por encima de las ramas principales seleccionadas o si aún no las presenta, cortar por encima de 4 a 5 yemas de madera a la altura deseada, pueden ser 40 a 60 cm por ejemplo si se quiere un tronco bajo, o 1 a 1, 20 m. si se desea un tronco mediano.
  • Segundo año: Se seleccionan cuatro ramas madres o principales, opuestas entre si y que tengan un ángulo de 45 ° con el futuro tronco para asegurar una buena entrada de luz.  La idea es realizar una poda llamada vaso o vaso libre, donde la luminosidad será muy importante para producción y calibre de paltas. Corte todas las ramas que se desarrollen por debajo de las ramas principales ya seleccionadas y tronco. Pinche o corte el extremo de las ramas principales elegidas.
  • Tercer año: A partir de los tres años de plantado es importante quitar todo tejido muerto y marchito que pueda indicar presencia de hongos o muerte de ramas por heladas, esto debe realizarse cada año. Se deben quitar las ramas que han salido de las ramas principales que tengan crecimiento vertical o vayan hacia al interior del árbol produciendo problemas en la estructura del árbol.

 

Poda de fructificación:  Con el fin de mantener forma, iluminación, renovación de madera productiva se realiza este tipo de poda. Por lo general la floración ocurre en ramas de un año. Para realizar una correcta poda necesitamos conocer la estructura del palto, están los brotes silépticos que son aquellos brotes vigorosos, los cuales crecen junto con sus ramas laterales, y están los prolépticos, brotes cortos con varias yemas. Lo que se busca es la producción de brotes silépticos probablemente desarrollados en primavera de los cuales se producen brotes prolépticos probablemente en verano los que portarán yemas florales en otoño y finalmente producción en la próxima primavera.

Durante la primavera luego de la recolección de los frutos las ramas vigorosas deben rebajarse, tenemos varias opciones, la idea es integrarlas todas en un palto, un corte puede ser de la base dejando solo las primeras yemas (corona) casi a ras, de esta manera se genera un centro productivo en forma de lágrimas,  si las ramas no presentan yemas en la base pueden cortarse totalmente, otro corte es dejar que se desarrollen las ramas laterales y después rebajar  a un tercio la longitud de la rama, y una última opción es cortar ramas a 10 -15 cm para que con el tiempo genere ramas laterales.  Las ramas que han producido fruta debemos cortarlas a una yema anterior de donde ocurrió el fructificación.

Cuando el palto se encuentra en un lugar sombrío y la producción es muy escasa, en otoño entre abril y mayo cerca de la floración se aconseja la práctica del anillado que consiste en cortar con una navaja hasta la capa que viene después de la corteza (floema) con el objetivo de favorecer la floración y evitar exceso de brotación.

 

Poda de restauración:  Este tipo de poda se practica en paltos de más de 20 años y cuyo crecimiento se ha vuelto descontrolado. Para no causar un gran estrés en el palto se rebaja la mitad de sus ramas principales a 1.5 m del suelo el primer año y luego la otra mitad de sus ramas principales el próximo.

 

FERTILIZACIÓN:

Se sugiere realizar 4 aplicaciones por temporada con fertilizante completo Ferti Frutas especialmente en floración, cuaja y después de cosecha, con esta aplicación de  fertilizante granulado completo se previene de sintomatologías comunes por deficiencias de nutrientes como márgenes cafés de hojas maduras por falta de potasio, ennegrecimiento de haces vasculares en las paltas por falta de potasio, bronceado o manchas cafés en hojas maduras por falta de fosforo y hojas amarillas y caída prematura por falta de nitrógeno.  En caso complementario, corrección rápida de deficiencias nutricionales o estrés también está la opción del Bioestimulante Nutrisac que actúa por el follaje o hojas del árbol para fortalecer la producción de estas, o Phyllum para la estimular la producción de flores y frutos.

 

 

TRASPLANTES:

Es recomendable hacerlo cuando el palto se encuentre en receso de crecimiento, o sea no en brotación, ni menos en floración o producción de frutos.  Para estimular el crecimiento de raíces después de esta labor se recomienda usar Trasplante Eco opción,  en la dosis recomendada, aplicado al follaje mediante un rociador o directo al suelo en forma de riego.

Es importante aplicar fungicida Defense al momento previo a la plantación como también agregar mejoradores de suelo como Humus Lombrisol,  para mejorar estructura y Arena de Lampa si presenta problemas de drenaje.  Recuerde sellar todas las heridas y cortes de podas con un fungicida como Oxicloruro de Cobre o Captan formando una pasta con agua o látex.

Plagas más Comunes

Descargar Ficha