Durazno y Ciruelo

Árboles de hoja caduca de tamaño mediano, en el caso de Durazno pueden alcanzar los 6 mt de altura y en Ciruelo hasta 10 mt de altura. La fructificación es rápida, y se desarrolla sobre ramas del año. Las flores se desarrollan antes del follaje, y pueden estar aisladas, agrupadas o acompañadas de yemas de madera. La poda comienza una vez plantado el árbol. El árbol del durazno es menos longevo que ciruelo, el cual no dura más de 20 años.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

PODA EN CAROZOS:

Épocas de poda: La poda debe realizarse durante el receso vegetativo del árbol (cuando se encuentre botando sus hojas)  a inicios de otoño,  finales de invierno o inicios de primavera, esto dependerá principalmente de dos cosas, la cicatrización del árbol que es mayor a inicios de otoño (importante en Ciruelo), y del riesgo de las heladas, que lo ideal es una vez que haya pasado. Es importante evitar la poda con demasiada humedad o lluvia. No podar en plena primavera.

 

TIPOS DE PODA EN CAROZOS:
 
Poda de formación: Existen varios tipos de poda de formación, acá explicaremos una recomendada para  jardín sin tutorar.

  • Primer año: Corte el tallo principal por encima de 3 yemas de madera a la altura deseada, pueden ser 40 a 60 cm por ejemplo si se quiere un tronco bajo, o 1 a 1, 20 m. si se desea un tronco mediano. Corte las ramas  laterales dejándolas a una yema (la yema estipular, en la base de una yema principal que tiene a cada lado una yema). Durante el crecimiento vegetativo estas ramas laterales rebrotaran, rebájelas 2 a 3 hojas. De las tres yemas dejadas se desarrollaran las ramas guías, la primera guía que se desarrolle tutórela junto al tocón. Corte  2 a 3 hojas las ramas laterales de las guías que se han desarrollado (no la apical). 
  • Segundo año: Pode la guía que se ha desarrollado por encima de  tres yemas de madera a la altura deseada. Corte las ramas laterales de la guía por encima de la yema estipular .Las ramas laterales inferiores (tirasavias, que se encuentran en el tronco) desyémelas (suprima o saque las yemas para evitar que broten nuevamente). Durante el  periodo vegetativo corte las ramas laterales 2 a 3 hojas.
  • Tercer año: Cuando se hayan desarrollado las tres ramas principales (guías) córtelas dejándolas a unos 25  a 30 cm de longitud cada una por encima de una yema de madera de modo que se obtengan 6 ramas totales. Una vez desarrolladas estas 6 ramas durante su crecimiento vegetativo,  córtelas nuevamente 25  a 30 cm de longitud cada una por encima de una yema de madera, de tal modo que se obtengan 12 ramas totales, mientras que las ramas inferiores (a las guías)  déjelas a dos yemas, con esto el ramaje del árbol está completo.

 

Poda de fructificación: Es importante recordar que las flores salen de las ramas de un año, y que hay ramas que si produjeron frutos ya no pueden producir nuevamente. El objetivo de esta poda es asegurar la fructificación del año y reemplazar estas ramas. Las ramas fructíferas pueden tener distintas agrupaciones de yemas. Esta la rama mixta que porta yemas florales (se ven yemas hinchadas y rosadas) y de madera (yemas alargadas y más pequeñas) y que por lo tanto es un elemento ideal. El ramillete de mayo es una rama corta que tiene una yema de madera rodeada de varios botones florales. La chifona es una rama que tiene botones florales y una yema de madera terminal (en la punta). Las ramas estériles (que no portan botones florales) son los chupones, ramas vigorosas y las ramas de madera que portan solo yemas de madera. Esta poda consiste en eliminar ramas excedentes, sobre todo las de madera, pero conservar algunas si es necesario para que produzcan ramas de reemplazo, dejándolas a dos yemas. A modo general las ramas viejas que ya portaron frutos, suprímalas, a menos que aun pueda portar fruto o sea que tengan yema apical (pueda seguir creciendo hacia arriba), pero tenga en cuenta que a medida que va envejeciendo la rama no portara elementos fértiles y se ira alejando de las ramas principales. Si en un año se cosecho mucha fruta, se sugiere cortar las yemas mixtas por encima de una yema de madera dejando 6 a 7 botones, y de lo contrario si fue pobre deje las ramas mixtas intactas y corte los ramilletes de mayo a un tercio de su longitud. Esta poda se realiza cada 3 años en Durazno y cada 4 a 5 años en los Ciruelos.

 

Poda de restauración: Una poda de restauración sin la suficiente reserva de un árbol de ciruelo o durazno, es imposible, o podría tener graves consecuencias. Lo que se quiere es reemplazar las ramas de fructificación que se encuentran muy lejos, y mejorar la salud del árbol. Una forma consiste en cortar las ramas principales viejas por encima de ramas vigorosas que han brotado. Otra forma consiste en  cortar completamente el árbol, pero esto solo es posible si en la base de las ramas principales existe un brote, el cual se tutora y pasara a ser el nuevo tallo principal. Esta poda se realiza cada 15 años en Durazno y cada 30 años en Ciruelo.

 

FERTILIZACIÓN:

Se sugiere realizar 4 aplicaciones por temporada con fertilizante Ferti Frutas especialmente en meses de calor, y ante algún estrés como en el caso de las podas. Dos fertilizaciones son fundamentales, una a comienzos de la primavera y otra a finales de verano. En caso de algún estrés también está la opción del aplicar Bioestimulante Nutrisac que actúa por el follaje u hojas del árbol para fortalecer la producción de estas, o Phyllum para la estimular la producción de flores y frutos.

 

TRASPLANTES:

Es recomendable hacerlo en otoño durante el receso vegetativo del árbol. Para estimular el crecimiento de raíces después de esta labor se recomienda usar Trasplante Eco opción aplicándolo al follaje mediante un rociador o directo al suelo en forma de riego.

Plagas más Comunes

Descargar Ficha