Damasco

El Damasco (Prunus Armeniaca) es un árbol de hoja caduca de tamaño pequeño a mediano que puede alcanzar los 6 mt de altura. Para el damasco se deben evitar los suelos pesados y muy húmedos, y asegurarse de una buena iluminación y ventilación. Su fructificación es rápida, y se desarrolla sobre ramas del año. Las flores se pueden desarrollar antes del follaje pudiendo sufrir daño por heladas en invierno. La poda comienza una vez plantado el árbol. Es un árbol muy longevo pudiendo alcanzar los 40 añosvez plantado el árbol. El árbol del durazno es menos longevo que ciruelo, el cual no dura más de 20 años.

 

PODA EN DAMASCOS:

 

Épocas de poda: La poda en arboles caducos como el damasco por lo general puede realizarse durante el receso vegetativo del árbol (cuando se encuentre botando sus hojas) idealmente a fines de otoño cuando ya haya botado todas sus hojas. Las podas de producción de frutos se realizan a finales de invierno, una vez que haya pasado el riesgo de heladas. En primavera y verano solo deben hacerse podas suaves como cortes menores, rebajes de ramas o despuntes, raleo de flores, y eliminación de chupones, lo que es llamado la poda en verde.

 

TIPOS DE PODA EN DAMASCOS:

 

Poda de Formación: Esta poda consiste en formar la estructura del árbol, escoger las ramas principales y formar las ramas que producirán a futuro la fructificación. Existen varios tipos de poda de formación, acá explicaremos una recomendada para jardín.

  • Primer año: Corte el tallo principal por encima de 3 yemas de madera a la altura deseada, se sugiere una altura baja para un jardín, siendo de 40 a 60 cm, por ejemplo. Corte las ramas laterales que tenga el tallo principal dejándolas a una yema (la yema estipular que tiene a cada lado una yema). Durante el crecimiento vegetativo en el año estas ramas laterales rebrotaran, rebájelas a 2 o 3 hojas.
  • Segundo año: Corte todas las ramas laterales que están debajo del futuro tronco (desyeme o suprima la yema totalmente, para que no vuelvan a rebrotar). Pode las ramas laterales de la guía o rama principal que se ha desarrollado (sobre la altura deseada del primer año, las 3 yemas) por encima de la yema estipular.
  • Tercer añoCuando se hayan desarrollado las tres ramas principales (guías) córtelas dejándolas a unos 25 a 30 cm de longitud cada una por encima de una yema de madera (y que tenga dirección hacia afuera, nunca para adentro) de modo que se obtengan 6 ramas totales al siguiente año.
  • Cuarto año: Una vez desarrolladas estas 6 ramas córtelas nuevamente a 25 o 30 cm de longitud cada una por encima de una yema hacia afuera, de tal modo que se obtengan 12 ramas totales, mientras que las ramas inferiores (a las guías) déjelas a dos yemas, con esto el ramaje del árbol está completo.

 

Poda de Fructificación: El objetivo de esta poda es asegurar la fructificación del año y remplazar si es necesario estas ramas. Las ramas fructíferas pueden tener distintas agrupaciones de yemas. Es importante señalar que lo frutos del damasco se producirán principalmente en ramas llamadas dardos que duran alrededor de 3 años y se producen en ramas de dos años. Los dardos son ramas cortas puntudas, cuentan con una yema de madera terminal, por lo general no se intervienen y se renuevan solas, pueden durar hasta 5 años, esto determina que la poda de fructificación se realice cada 3 o 4 años. La rama mixta, es un rama vigorosa y larga que porta yemas florales (se ven yemas hinchadas y rosadas) y de madera (yemas alargadas y más pequeñas) y que por lo tanto es un elemento ideal que además de producir buena calidad de fruta sirve para la formación de la estructura del árbol y su renovación, se despunta si la rama es muy larga o se elimina si está en una mala posición o si hay exceso para evitar competencia. Las brindillas son ramas cortas y delgadas que portan yemas florales y de madera, son rápidas en producir fruta, por lo general se despuntan sin son muy largas o si hay muchas o en mala posición se eliminan. Los chupones son ramas vigorosas largas, de entrenudos largos que se deben eliminar antes que alcancen vigor, siendo necesario en ocasiones podar en verde es decir en primavera-verano.

Conociendo los elementos del damasco, vaya realizando un equilibrio en dejar yemas de madera para la renovación de las ramas y las yemas florales para producción de damascos, eliminando exceso de ramas florales y rebajando otras según sus características, recuerde que es importante despuntar o mantener rebajadas las ramas para estimular el desarrollo de los frutos en la parte más baja o de lo contrario los frutos se irán alejando.

 

Poda de Restauración: Cuando el damasco tiene varios años (más de 20 años) y reduce notablemente su número de frutos y su tamaño, se realiza esta poda para reestablecer su vigor aprovechando que el damasco rebrota fácilmente. Para esto reduzca a la mitad de su longitud todas las ramas principales (las que salen del tronco). La fructificación de reestablecerá en unos años. Ya que el damasco es longevo, practique cada 20 años esta poda.

 

 

FERTILIZACIÓN:

Se sugiere realizar 4 aplicaciones por temporada con fertilizante Ferti Frutas especialmente en meses de calor, y ante algún estrés como en el caso de las podas. Dos fertilizaciones son fundamentales, una a comienzos de la primavera y otra a finales de verano. En caso de algún estrés también está la opción del aplicar Bioestimulante Nutrisac que actúa por el follaje u hojas del árbol para fortalecer la producción de estas, o Phyllum para la estimular la producción de flores y frutos.

 

TRASPLANTES:

Es recomendable hacerlo en otoño durante el receso vegetativo del árbol. Para estimular el crecimiento de raíces después de esta labor se recomienda usar Trasplante Eco opción aplicándolo al follaje mediante un rociador o directo al suelo en forma de riego.

Plagas más Comunes

Descargar Ficha